Ciento sesenta vecinos de San Telmo firmaron una carta en protesta por el anuncio realizado el pasado miércoles que anuncia la construcción del mega emprendimiento sobre la avenida Caseros.

Se trata de un terreno de enormes proporciones ubicado entre las calles Perú y Bolívar.

Para los vecinos, un bodrio de semejante escala es “una invasión a uno de los sectores más tradicionales de nuestra ciudad, un tremendo descuido de su riquísima historia patrimonial que nos llena de angustia y desesperanza”. Así, los vecinos explican que su carta “no significa que estemos en contra de que se construyan nuevos edificios, sino que no justificamos la desidia con que se encara la ‘amistad’ que estos debieran tener para no perder la identidad edilicia, cultural y social del Casco Histórico”.

Los vecinos mencionan otro caso polémico, la Torre Quartier ubicada en Garay y Chacabuco, de noventa metros de altura, y se permiten sugerir alturas y volúmenes menos prepotentes en su avenida. El edificio Astor se ubicará sobre la Avenida Caseros y tendrá una altura de 97,47 metros, convirtiéndose en el edificio más alto de la zona.