Durante el día de hoy se conoció la muerte de Nicolás Soriano, de 36 años quien fuera baleado a quemarropa por un policía de civil el pasado jueves 22 de diciembre en San Cristobal. Tras el hecho, en el que Nicolás recibió 8 balazos desarmado y de rodillas, la Policía intentó esconder el nombre del joven y proteger al asesino.

A continuación compartimos la crónica que realizamos desde El Grito del Sur el día del hecho.