Mañana por la tarde la CGT, las CTA y los movimientos sociales unificarán sus fuerzas "para enfrentar las políticas de ajuste" del gobierno nacional. También pedirán por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Rubricado en un breve documento firmado por los secretarios generales de las centrales obreras, las dos CTA y la CGT acordaron movilizarse este martes hacia Plaza de Mayo para poner un freno a las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri. “Expresamos nuestra decisión de construir lazos de unidad en el movimiento obrero para enfrentar las políticas de ajuste que el gobierno quiere imponerle a los Trabajadores y a nuestro Pueblo”, señala el comunicado que concluye con las firmas de Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Juan Carlos Schmid (CGT) y Pablo Micheli (CTA Autónoma).

Al pliego de reclamos que se viene entonando desde el año pasado, consistente en la defensa de los puestos de trabajo, las paritarias libres y el rechazo a las políticas represivas, se les suma esta vez el rechazo a las reformas laboral y previsional, junto a la exigencia de aparición con vida de Santiago Maldonado. “Creemos que esa convocatoria tiene que ser multitudinaria, tiene que encontrar al conjunto de las centrales y movimientos sociales, siendo parte de una convocatoria conjunta para reclamar contra los despidos, la caída del poder adquisitivo de los asalariados, contra este escenario de penuria social que hoy estamos sufriendo tanto los que tenemos trabajo formal, como los trabajadores informales, los jubilados, los que dependen de planes cooperativos, y en ese sentido, el paro nacional, que la CGT definiría a posteriori de la movilización tiene que ser una instancia de lucha que nos encuentre unidos en la acción a todas las centrales”, determinó la Mesa Nacional de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) en su último plenario.

Dentro de la CGT, no existe un consenso generalizado en torno a la necesidad de movilizarse y menos de llamar a un paro general. Por un lado, el secretario general del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, viene afirmando que “tiene que haber una medida de fuerza o movilización para decirle al Gobierno que dejen de avanzar en contra de los derechos de los trabajadores, y vamos a ese camino, a un camino de mayor confrontación. Sino vemos por televisión cómo siguen cerrando empresas, hay un goteo del día a día de despidos de trabajadores”. Por el otro, sacando a Juan Carlos Schmid, el sector encabezado por Héctor Daer y Francisco “Barba” Gutiérrez no está convencido de marchar luego de los resultados de las PASO.

Además del sector cegetista combativo de la Corriente Federal de Trabajadores, también se sumará a la manifestación el triunvirato de organizaciones sociales: CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). “Hay que empezar a discutir un programa de los trabajadores, que ponga el eje en las reivindicaciones y en la lucha política que tendremos que dar para resolver, todos los problemas de la Argentina, porque no podemos esperar soluciones de los que causan los problemas”, sostuvo Esteban Castro, secretario general de CTEP. Por su parte, Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, afirmó que “el proceso electoral no puede tapar los problemas sociales”. Pedirán, entre otras cosas, por la plena implementación de la Ley de Emergencia Social y por la sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria.

El acto central comenzará alrededor de las 15 hs en Plaza de Mayo, en lo que será la primer protesta de la CGT allí desde que Macri asumió como presidente en diciembre de 2015.