En el marco de una nueva audiencia, la firma propietaria del inmueble donde funcionaba el emblemático Cine Teatro Urquiza planteó la posibilidad de presentar, en el plazo de dos meses, un proyecto viable que atienda los intereses de los vecinos y que responda a las exigencias legales. Por su parte, los vecinos pidieron al Gobierno de la Ciudad que tenga predisposición favorable para hacer realidad esa propuesta.

En el marco de la causa que comenzó en 2013 frente al riesgo de una posible demolición del histórico Cine Teatro Urquiza, dos días atrás se realizó una nueva audiencia en la sede del Tribunal Superior de Justicia porteño (TSJ) con el objetivo de lograr un entendimiento entre las partes. Allí, la firma propietaria del inmueble planteó la posibilidad de presentar, en el plazo de dos meses, un proyecto viable que atienda los intereses de los vecinos y que responda a las exigencias legales.

Los propietarios del inmueble estuvieron representados por el abogado Nicolás D´Giano. Él expresó que está firme la intención de formular un proyecto viable que atienda los intereses de los vecinos y las exigencias legales, siempre y cuando se pueda compatibilizar con sus intereses. En ese marco, ya han tenido conversaciones informales con diferentes áreas del Gobierno de la Ciudad (GCBA) para llevar a cabo una propuesta en el plazo aproximado de dos meses.

Por su parte, Octavio Martín expuso la posición de los vecinos y solicitó que el gobierno porteño atienda la posibilidad de conceder los beneficios que sean posibles al propietario, para que su propuesta sea viable económicamente. También se expresó por el lado de los vecinos el ingeniero Manuel Vila, quien ofreció la colaboración gratuita con los profesionales de la familia Campana para poder llegar a la próxima audiencia lo mas avanzados posible en ese proyecto.

Tras el intercambio de ideas entre las partes, finalmente se propuso una nueva audiencia en el Tribunal Superior de Justicia para el día 21 de marzo a las 10hs. Antes de ello, el 8 de marzo los participantes deberán informar por escrito al Tribunal, en conjunto o individualmente, el estado de avance de las conversaciones y del proyecto que se presentará.