Como cada año, miles de personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ le dijeron basta a los femicidios y a la violencia institucional que sufren travestis, transexuales y transgéneros. Además, criticaron a la ministra Patricia Bullrich por el protocolo que "atropella la ley de identidad de género y habilita la tortura policial".

Música, alegría y conciencia del momento histórico. Más de 50 agrupaciones pertenecientes a la comunidad LGBTIQ se concentraron primero en Plaza de Mayo y luego marcharon a Congreso con una batería de reclamos que evidencian el cambio en la coyuntura política. La consigna central fue “Basta de femicidios a travestis, transexuales y transgéneros. Basta de violencia institucional. Orgullo para defender los derechos conquistados”.

Las entidades afirmaron que “hoy la ministra Bullrich nos amenaza con su protocolo “lgbt”, que atropella la ley de identidad de género y habilita la tortura policial. La gobernadora Vidal no aplica la ley provincial de cupo laboral trans. Y a la vez el gobierno de Macri nos negó el escenario habitual en Plaza Congreso, en otra muestra de su autoritarismo y su ajuste a todas las políticas públicas. Pero nada detiene nuestro orgullo”. Por esta razón, el acto central tuvo lugar esta vez en Plaza de Mayo.

Pedidos y temas en agenda

Ante el desprecio oficial por los derechos humanos, reclamamos verdad y justicia por Santiago Maldonado; justicia por el travesticidio de Diana Sacayán; cupo laboral trans en todo el país; reconocimiento del genocidio trans y resarcimiento para esa comunidad, e inclusión laboral de las personas que salen de un contexto de encierro.

· Ante la injerencia clerical en la vida pública, exigimos: separación Iglesia/Estado, basta de subsidios a la Iglesia Católica y no al proyecto de ley religiosa; aplicación de la ley de educación sexual integral; inclusión de las infancias y adolescencias trans.

· Ante los incumplimientos de la ley de identidad de género, reclamamos que se cumpla en el ámbito de la salud y se respete en el ámbito deportivo. También reclamamos la nueva ley de VIH, el aborto legal y la producción pública de misoprostol.

· Ante la continuidad de las discriminaciones y violencias, decimos: basta de violencia machista hacia las lesbianas y mujeres bisexuales; ley antidiscriminatoria ya; basta de racismo, xenofobia y sexismo; libertad de los cuerpos intersex.

· Ante la persecución institucional a lxs trabajadorxs sexuales, exigimos sus derechos sociales y laborales; reforma de la ley de trata que lxs criminaliza; abajo los códigos contravencionales; alternativas laborales para las personas en situación de prostitución.