En medio de un fuerte operativo policial para evitar hechos de violencia, Alberto Barbieri fue elegido por 4 años más al frente del rectorado de la Universidad de Buenos Aires. Sin la fuerza de otros años, las organizaciones estudiantiles kirchneristas y de izquierda se manifestaron en contra de su reelección.

El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires (UBA) eligió esta mañana a Alberto Barbieri como rector de esta casa de estudios. En medio de un fuerte operativo policial que buscó evitar cualquier tipo de incidentes, que finalmente no se produjeron, el ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas -peronista apoyado por los sectores más conservadores del radicalismo que gobierna históricamente la UBA- estará al frente del Rectorado por cuatro años más, en lo que será su segundo mandato.

En esta ocasión la Asamblea se desarrolló lejos de los flashes céntricos y tuvo lugar en el Teatro La Rivera, ubicado en el barrio de La Boca. Desde el espacio UBA de Pie, que aglutina a organizaciones estudiantiles como La Cámpora, Proyecto Popular, La Mella y Nuevo Encuentro, sostuvieron que “en estos 4 años, el rectorado se vio envuelto en diversas causas de corrupción, que incluso llevaron a importantes funcionarios a tener que renunciar. Por otro lado, ante los recortes llevados a cabo por el gobierno macrista en educación pública, y en particular sobre la educación superior y las universidades, asistimos a un rectorado que lejos de enfrentarse a esta política, fue cómplice y aceptó el recorte votando en 2016 un 0% de aumento para todas las facultades. Tampoco se plantó por el aumento a nuestrxs docentes, ni contra ninguno de los avances del modelo neoliberal en nuestro país”. Mientras se realizaba un acto unitario en las afueras del teatro -lejos de la masividad alcanzada en años anteriores- que rechazaba la candidatura de Barbieri, éste último se imponía por 179 votos contra los 37 que obtuvo el científico Juan Pablo Paz.

El rector agradeció a todos los que lo apoyaron y recordó el pasado obrero de su padre. La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) expresó que “la reelección de Barbieri viene a profundizar el ajuste en una universidad que ya funciona con 10 mil docentes ad honorem, un hospital histórico, el Clínicas, severamente golpeado y un financiamiento ‘espúreo’ atado a empresas como Monsanto y Barrick Gold”.