El obispo castrense Santiago Olivera anunció que entregará el libro de bautismos de la ESMA que tendría el registro de 127 niños y niñas bautizadas entre 1975 y 1979.

El obispo castrense recientemente designado, realizó un anuncio desde Roma tras reunirse con el Papa Francisco. Olivera comunicó que en su regreso al país se reunirá con la Conferencia Episcopal para analizar la forma en la que presentarán el registro de bautismos de la capilla que funcionó en la ESMA, en paralelo a la maternidad clandestina montada durante la última dictadura, donde ahora se encuentra el Espacio Patrick Rice, en homenaje al ex sacerdote y militante de los derechos humanos fallecido. El documento contendría información sobre 127 niñas y niños bautizados entre 1975 y 1979.

“No sé si habrá mucha información en el libro, pero por lo pronto es un dato que se pueda conocer a los niños que fueron bautizados allí entre el 1975 y 1979, para alguien que necesite saberlo” afirmó. Sobre el encuentro que mantuvo con el sumo pontifice informó que “al Papa le pareció muy bien, le pregunté por los modos, si dárselo a uno, o no, y él me dijo de socializarlo a la prensa y de ofrecerlo y cuando vuelva lo hablaré con (Oscar) Ojea (presidente del Episcopado), con la comisión ejecutiva y buscaré el modo de presentarlo en la línea de disponibilidad, apertura y transparencia que él ha impulsado”.

Si bien medio año atrás, cuando fue designado, organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y religiosas le solicitaron cumplir con la deuda del obispado castrense de asumir la complicidad durante el gobierno de facto y ordenar la apertura de los archivos, el anuncio, según informó el propio Olivera, no se corresponde con dicho pedido sino con una pregunta de la prensa que no supo responder. Abuelas de Plaza de Mayo se mostró sorprendida de haberse enterado de la noticia mediante la prensa tratándose de un pedido histórico y habiéndoselo hecho llegar al obispo en particular.