Patricia Bulrich firmó el ascenso del único imputado en la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado el 1 de agosto durante la represión de Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof, de Cushamen, quien apareció sin vida dos meses y medio más tarde a orillas del Río Chubut.

Firmado por la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y luego publicado en el Boletín Oficial, Emmanuel Echazú, el único gendarme imputado en la causa que investiga la “desaparición forzada” de Santiago Maldonado, fue ascendido “al grado inmediatamente superior” al de subalférez que desempeñó hasta el 31 de diciembre de 2017.

Inmediatamente la familia Maldonado emitió un comunicado en el que cuestionó duramente la decisión de la Ministra y aseguró que se trata de una actitud “impropia y desaconcejable”. Consideraron una falta de respeto el ascenso del único oficial de las fuerzas de seguridad que es investigado en una causa que aún no ha concluido y que supone la participación de más de un efectivo de Gendarmería Nacional, fuerza implicada en la represión a la comunidad mapuche el día en que fue visto con vida por última vez Santiago.

“Creemos que la resolución debe ser revocada en cuanto a los gendarmes bajo investigación y así lo exigimos” remarcó la familia Maldonado en el comunicado “ya que -el ascenso- podría suponer cierto aval a prácticas represivas ilegales y una provocación a los familiares de las victimas”.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) también se pronunció al respecto y aseguró que “el Ministerio de Seguridad consolidó la posición que tiene desde el operativo del 1° de agosto, y que reiteró frente a los disparos por la espalda que mataron a Rafael Nahuel: responde a los conflictos sociales con represión y convalida lo hecho por las fuerzas de seguridad cualquiera sea el resultado”.