En un acto con la presencia de unos 250 hinchas, dirigentes, periodistas y referentes políticos, la Coordinadora de Hinchas presentó un plan de lucha dirigido a frenar el posible ingreso de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) en los clubes, un viejo anhelo del presidente Mauricio Macri.

La Coordinadora de Hinchas nació a finales del año 2016 como un “canal de expresión de lucha concreta de todos aquellos y aquellas hinchas que estén dispuestos a defender la existencia de sus clubes y su carácter social e inclusivo”. Allí están aglutinados simpatizantes de unos treinta clubes que militan en la Primera División y en las diferentes categorías del ascenso del fútbol. Bajo el lema “Somos rivales, no enemigos”, este grupo de hinchas comenzó a trabajar en unidad para impedir la llegada de las sociedades anónimas a la gestión de los clubes, histórico deseo del presidente Mauricio Macri incluso desde antes de convertirse en la máxima autoridad del club Boca Juniors.

A partir del temor de que el gobierno nacional envíe en el corto plazo un proyecto de ley al Congreso de la Nación para reemplazar las asociaciones civiles sin fines de lucro por las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), la Coordinadora de Hinchas presentó ayer por la tarde en uno de los salones del Hotel Bauen un plan de lucha para defender el patrimonio de los clubes amenazados por “la ofensiva privatista del gobierno”. El periodista Alejandro Wall expuso sobre la problemática de las SAD en Europa y en América Latina, haciendo hincapié en la falta de hincapié de otros intentos de privatización: “Al Parma de Italia lo manejaba Parmalat. Ganó Copas Italia, Copa Uefa, Supercopa de Italia, Recopa y más. El grupo lácteo quebró en 2014 y un año después le tocó al club. La única esperanza era jugar en la Serie B y para ello buscaron inversores y un mecenas, pero nunca apareció nadie. El club Parma desapareció y pudo volver con otro nombre: Parma Calcio 1913. Terminó en la D, hoy pelea en la serie B”. Éste fue tan sólo uno de los ejemplos utilizados por Wall para explicar las atrocidades que puede generar una iniciativa de este tipo. El periodista finalizó su alocución con la frase “Señores, nuestros clubes no tienen precio”.

El documento leído por uno de los referentes de la Coordinadora planteó que “vienen por nuestras sedes sociales para convertirlas en gimnasios privados o espacios tercerizados sin acceso a lxs socixs; vienen con proyectos inmobiliarios a construir encima de nuestros estadios, demoliéndolos. Vienen por nuestras disciplinas, a cerrarlas si son deficitarias y a ponerlas a producir si generan pibes y pibas que puedan alcanzar el éxito profesional. Las SAD vienen por todo. Por nuestras colonias de pibxs, por nuestros carnavales, por nuestros barrios, por nuestra historia centenaria, por los recuerdos de nuestrxs abuelxs y por el futuro de nuestrxs pibxs”. Por esta razón, plantearon la necesidad de iniciar una campaña de recolección de firmas que llegue a todos los clubes del país para decirle “NO a las Sociedades Anónimas Deportivas”.

El lanzamiento del plan de lucha en el Bauen contó con la presencia de alrededor de 250 hinchas, referentes de agrupaciones de diferentes clubes, dirigentes deportivos, periodistas, intelectuales y legisladores comprometidos con la causa.